LA POESIA , LA PROSA Nº 86

 
 
Frase:  Y la vida haciendo ruido adentro y en torno
en cada día que pasa…
 
 
LUZ MACHADO
 
Nace en Ciudad Bolívar (Venezuela), 1916-Muere en  Caracas, 1999. Crítica, periodista. Cofundadora de la revista "Contrapunto". Diplomática. Activista política, estudiantil, cultural.
<<>>
Nada más para esta excelsa poetisa venezolana. Las páginas buscadas siempre recaen en una reseña de sus obras  y los galardones recibidos por su obra.
 
 
Rafael Arráiz Lucca
rafaelarraiz@hotmail.com
El Nacional, viernes 20 de agosto de 1999 fragmento tomado de su homenaje póstumo  a Luz Machado
"La subyugante poesía escrita por mujeres en nuestro país hoy, viene de la impronta de Enriqueta Arvelo Larriva, de María Calcaño, de Antonia Palacios, de Ida Gramcko, de Ana Enriqueta Terán, de Elizabeth Schon y, por supuesto, de la llama que prendió Luz Machado. En especial, aquella que rescató al entorno doméstico de las penumbras de la ramplonería y le insufló el viento de su mirada particular. Mirada femenina que se detiene con inteligencia tanto en el detalle como en la totalidad, mirada que tiende puentes entre los acontecimientos del cosmos y la topografía de las sabanas o la temperatura de las salas de baño…."Aunque la obra poética de Machado abarca más de veinte títulos, he dado vueltas alrededor de uno solo, pero este libro privilegiado lleva dos fechas que lo acotan: 1943-1965. Más de dos décadas de reflexión lírica son contenidas en sus páginas. En otros de sus títulos, rindió homenaje al río de su infancia, y se ciñó al cuerpo del soneto con fruición. Más allá de la vida familiar, de los hijos que trajo al mundo y educó con devoción, el legado de una poeta son los libros, los frutos de la fuerza que le llevó a escribirlos, a responder al llamado de su destino poético y Dios fue pródigo con ella. No era la autocomplacencia el tono de su estar en la tierra, pero ha debido irse satisfecha de haber cumplido con sus imperativos. Tocó la puerta del poema y esta se abrió de par en par, y ella pudo estar allí como lo hacía con majestad en el reino de sus dominios domésticos. Acepten estas líneas como un homenaje a su vida y su obra."
 
 
                                                     Cada verso leído, releído y vuelto leer, te hacen decir ¡Cuánto hubiera querido conocerla !
 sentir esa sutil y cálida dulzura  que la envolvió cuando escribió  y fue hilvanando cada palabra  de sus poemas.
Qué suavidad de pétalo de rosa parecen rozar sus manos cuando habla lo mucho  que su casa necesita de ella.!
¡Sientes!, ¡ves!  la yerta soledad de una azucena naciendo…
¿Porque tienen que morirse los Poetas?

antares2007

Hoy es domingo 26 de julio de 2009, Día del Amor en el Space

LA CASA POR DENTRO

La casa necesita mis dos manos.
Yo debo sostener su cal como mis huesos,
su sal como mis gozos,
su fábula en la noche
y el sol ardiendo en mitad de su cuerpo.
Deben dolerme las cortinas y sus gaviotas
muertas en el vuelo.
Conmoverme el jardín y su antifaz de flores dibujado,
el ladrillo inocente acusado
de no haber alcanzado los espejos,
y las puertas abiertas para las recién casadas
con su rumor de arroz creciendo bajo el velo.
Debo atender su réplica del universo,
la memoria del campo en los floreros,
la unánime vigilia de la mesa,
la almohada y su igualdad de pájaros dispersos,
la leche con el rostro del amanecer bajo la frente
con esa yerta soledad de una azucena
simplemente naciendo.
Debo quererla entera, salida de mis manos
con la gracia que vive de mi gracia muriendo.
Y no saber, no saber que hay un pueblo de trébol
con el mar a la puerta
y sin nombres
ni lámparas.

EN MI HABITACIÓN

Aquí están mis zapatos, con la forma
de los pasos y el pie que los dispone.
Aquí están mis vestidos, mis blusas y mis faldas
y mi ropa interior,
liviana y sencilla como una campánula silvestre
ya marchita,
mis medias que olvidaron las orugas
y han conocido antes la máquina y el ruido,
y después el latido y la huella;
mi paraguas, lánguido capullo, calabaza
del color del durazno y la cayena,
oh, mi mejor amigo defendiéndome
del cielo y su arrebato.
Espejos, libros, memorias de los viajes,
la música viniendo desde lejos,
su posada mariposa libérrima,
un lecho donde el sueño sólo es más sueño,
una lámpara antigua de la abuela materna,
una diversa advocación de vírgenes y santos
para la belleza y por los hijos, para la soledad,
esta máquina de escribir que llena de picotazos el silencio
como una gaviota furiosa y hambrienta
contra la huidiza verdad del mar,
este olor que de pronto se viene del jazmín
del jardín, desde la calle
a pelear contra el mío y mis perfumes
saliéndose de mí o del armario abierto.
Y retratos.
Y la vida haciendo ruido adentro y en torno
en cada día que pasa.

SUMISA

 

 

Aquí está el vaso de agua fresca.
Te prometo hacer silencio con los niños.
Tú lo sentirás alzándose, cuidándote,
maravilloso, alrededor.
Podrás dormir, soñar lo que tú quieras,
leer el gran cuento de los días
bajo la luz que encienda tu deseo,
comer el pan, tomar la leche
y el vino de las celebraciones,
apaciguar el enojo de la ciudad
y del horario
y alzar la voz.

Porque tú eres el Dueño.
Porque tienes un anillo cerrando el vínculo.
Y yo te amo

Recopilacion, Antares2007

 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s